Buscar
  • AnandaLab

Toma de muestras para el análisis de cáñamo y sus productos

Actualizado: sep 29

Como experto en análisis químico, que lleva trabajando algunos años para la

industria del cáñamo, me he dado cuenta que la principal fuente de errores y

problemas en los resultados de los análisis de cannabis son los fallos a la hora de tomar las muestras para analizar. Muchos de los clientes a los que atiendo me entregan

muestras seleccionadas perezosamente, conservadas sin cuidado y enviadas sin

precauciones, lo que aumenta significativamente los errores a la hora de trabajar. Estos

descuidos conllevan muchos problemas: se tarda más en producir los informes, los

resultados resultarán falseados o habrá muchísima imprecisión en los análisis.


La precisión de cualquier resultado estará sujeta en todos los casos por el paso,

de todos los que forman un análisis químico, que sea de peor calidad. Por muy bueno

que sea el método analítico, por muy capaz que sea el analista o por muy rigurosos

que sean los tratamientos estadísticos los resultados no servirán para nada si el cliente

no cumple con el más importante paso de cualquier análisis: la toma de muestra.

La toma de una muestra limpia, de un tamaño razonable y representativa del

conjunto es el paso más fundamental de cualquier análisis, no siendo el análisis de cáñamo ninguna excepción..


Cualquier laboratorio se compromete a dar los resultados de concentración de la muestra entregada, para poder extrapolar esos resultados al resto del lote es de vital importancia realizar una buena selección de muestra. Una incorrecta toma, conservación o envío de muestra puede provocar muchos problemas a la hora de analizar: cruces de datos (si no han sido rigurosamente identificadas), contaminación (si esas muestras no se conservan

bien), aumento de los márgenes de error (por contaminaciones, variaciones en la

humedad, o entrega de muestras no representativas) o aumento de los tiempos de

análisis (por no entregar toda la información necesaria lo que puede llevar a tener que

repetir las pruebas).


Ahora vamos a dar unas directrices básicas para siempre entregar muestras de

la mayor calidad posible a cualquier laboratorio de análisis de cáñamo y así no perder tiempo y dinero en análisis que no resulten útiles. Para ello vamos a centrarnos en los

principales puntos a tener en cuenta.


¿A que nos referimos cuando decimos que una muestra debe ser representativa?


Aunque nuestras plantas nos puedan parecer todas iguales, puede haber

cambios significativos en la concentración de cannabinoides (o de cualquier otro

componente) dependiendo de muchos factores. La posición respecto a la fuente de

luz, la disponibilidad de agua y/o nutrientes, corrientes de aire, posible presencia de

insectos, composición del suelo o del sustrato, etcétera, son variables que pueden

provocar grandes variaciones en la composición de las plantas. Incluso dentro de una

misma planta de cannabis puede haber variaciones grandes en la composición de sus

flores dependiendo, por ejemplo, de la altura en la que se encuentran o su posición

respecto a las fuentes de agua o de luz.


Llegados a este punto pensaréis: ¿entonces es imposible tener un valor exacto de la concentración de cannabinoides en mi cultivo?

La respuesta es sí, es imposible tener un valor exacto y por eso siempre hay que

desconfiar de los análisis que no incluyen los valores de imprecisión. Un ejemplo de

análisis serio tendría un aspecto similar a este: 7.25 ± 0.08 %, en donde el “± 0.08”

indica que la concentración en cualquier parte de nuestra producción estará entre 7.17

a 7.33.


¿Cómo tomar una muestra representativa?


Para tomar una muestra representativa para analizar cáñamo de una cosecha el

procedimiento razonable sería cosechar todo el material y, una vez separado de las

partes de la planta que no nos interesan y no vamos a emplear, removerlo y

extenderlo sobre una superficie plana. Una vez extendido se debería trazar una

cuadrícula (en al menos unas 9 porciones) y se toma cantidad aproximadamente igual

de muestra de, al menos, 3 porciones de esta cuadrícula distintas seleccionadas

aleatoriamente. La parte así seleccionada se debe triturar y de ese producto enviar la

muestra necesaria para analizar.



1: Cómo obtener muestra representativa con muestreo aleatorio.


Si deseamos analizar una planta o un cultivo en crecimiento antes de cosechar tendremos también que tener, obviamente, un especial cuidado a la hora de seleccionar las muestras. En el caso de un cultivo, igual que hemos hecho con la cosecha, habría que seleccionar varias plantas de manera aleatoria a lo largo de todo el cultivo de las que tomar una parte para moler y de ahí sacar la muestra para el análisis de cannabinoides. En cada planta es muy importante seleccionar muestras de distintas partes: por ejemplo, si son cogollos, tomar uno de la parte baja, otro de aproximadamente la mitad y otro de la parte superior e, igual que en el caso anterior, mezclarlos y picarlos para obtener la muestra para analizar.


En el caso de otros tipos de muestras; como extractos, concentrados, destilados, cristales, etcétera; el muestreo es más sencillo debido a que son materiales más homogéneos. En este caso, solamente hay que tener especial cuidado de no seleccionar para la muestra zonas con imperfecciones o suciedades en el material o, si el material es líquido, agitar y mezclar antes de tomar la muestra.


Para productos finales ya preparados y precintados (del tipo comestibles, botes de crema, cosméticos, cargas de vaporizador, etcétera) es bueno analizar al menos dos o tres de cada remesa para intentar asegurarnos de conocer la variabilidad entre cada paquete y que no hemos seleccionado para el análisis uno en mal estado por error.


¿Qué cantidad de muestra es necesaria?


No se puede preparar de cualquier manera la muestra que vamos a enviar para analizar ya que es fundamental que tengamos suficiente cantidad para realizar el análisis y que no se produzcan contaminaciones durante el transporte. En primer lugar hay que seleccionar una cantidad de muestra razonable para enviar: ni mucha cantidad, pues perdemos material y saturamos al laboratorio con este exceso, ni muy poca, ya que si no entregamos suficiente muestra no se podrán detectar cannabinoides a bajas concentraciones con precisión. Por lo tanto, la cantidad de muestra necesaria depende de la concentración de cannabinoides aproximada que esperamos en nuestra muestra: no es lo mismo pretender analizar un cannabinoide cristalizado (con concentración cercana al 100%) a unos restos de hojas (con concentraciones por debajo del 1 o 2 %) ni es igual si nuestro interés en determinar el CBD de un aceite de CBD (que puede estar muy por encima del 10%) que el analizar el THC de un cáñamo (que estará por debajo del 0,1 %).



2: Cantidad de muestra requerida para análisis de cannabinoides.


Es importante entregar muestra suficiente para que el laboratorio de análisis de cáñamo conserve una parte por si hay que repetir los análisis o realizar otro tipo de pruebas.


¿Cómo identificar las muestras?


Obviamente es imprescindible la correcta e inequívoca identificación de las muestras. En muchas ocasiones; debido a que sólo se envía una única muestra o que para el cliente las muestras son claramente diferenciables o que no tiene un especial interés en identificar las muestras que envían; nos llegan muestras sin nombres o con nombres confusos. Este problema es responsable de entre un 70 y un 80 % de los errores en los análisis que he realizado desde que me dedico a esto profesionalmente.


En primer lugar, provoca retrasos en el análisis ya que se necesitamos datos sobre las muestras para empezar a analizar cáñamo. Esto implica llamadas, correos electrónicos o tener que contactar con alguna persona que conozca a la que ha enviado la muestra. Por otro lado, aunque a la persona que envía la muestra pueda parecerle que sus muestras se diferencian suficientemente entre sí, puede haber muestras similares de otros clientes lo que puede provocar cruces de datos entre ellas generando una inmensa incertidumbre en los resultados. Por todo esto es de vital importancia incluir toda la información posible junto a la muestra.



3: Información necesaria para realizar un análisis de cannabinoides.


¿Cómo preparar y enviar la muestra?


El paso en el que hemos observado los mayores problemas (y es responsable de la gran mayoría de los errores en los análisis de cáñamo) es el empaquetado, la conservación y el envío de la muestra. Un empaquetado descuidado, una incorrecta identificación de las muestras o un tiempo de envío demasiado largo reducen terriblemente la calidad de cualquier resultado.

La limpieza de la muestra enviada es otro punto fundamental a la hora de realizar cualquier análisis.


Por ejemplo, si deseamos realizar un análisis de flores de una planta de cannabis debemos tener cuidado de si en la muestra aparecen semillas, ramas y hojas que reducirán sensiblemente los valores de concentración de cannabinoides conseguidos. Uno de los principales factores a tener en cuenta es la humedad de la muestra, las muestras secas son más fáciles de conservar, tratar y analizar por lo que normalmente son las empleadas para el análisis de cannabis. Una muestra seca de cannabis suele tener una humedad por debajo del 15 % y a la hora de conservar y enviar las muestras tendremos que tener especial cuidado de que no se humedezcan en exceso.


En mi caso, siempre que realizo un análisis de una muestra vegetal, realizo una medida de humedad para poder controlar cómo puede afectar esto a la concentración de cannabinoides. En el caso de no poder secar las muestras antes de enviarlas para analizar (por ejemplo muestras alimentarias o análisis que corren mucha prisa) hay que tener mucho cuidado de que la muestra no se degrade ni se pudra durante el transporte; esto se puede evitar con, por ejemplo, un envío refrigerado.


Después de los problemas de identificación, la mayor fuente de errores en el análisis de cannabinoides que hemos observado es debido a cómo empaquetamos la muestra. Envases defectuosos o descuidados pueden causar contaminaciones, mezclados, humidificaciones o destrucción de las muestras durante el envío.


No se puede emplear cualquier material para empaquetar una muestra. Por ejemplo el papel, desgraciadamente muy utilizado, es un material poroso por lo que presenta problemas muy graves: Por un lado pueden entrar los contaminantes y la humedad, por otro lado parte de las resinas de la muestra se quedan adherida y por último puede desprender pelusas y partículas que contaminan la muestra. Por lo tanto una muestra almacenada en papel dará resultados más bajos de cannabinoides (al tener más humedad, contaminación, restos de papel y al haber perdido cannabinoides al adherirse al material) que una muestra bien conservada. Con algunos plásticos (film de cocina, envoltorios reutilizados y otros sistemas improvisados) sucede básicamente lo mismo y con cintas adhesivas (precinto, celofán o parecidos) podemos estar seguros de la contaminación por disolventes.




4: Muestra mal conservada envuelta en papel (posible contaminación o pérdida de cannabinoides) y con celofán (contaminación por disolventes)



Por otro lado, si nos interesa la concentración de terpenos (o de otros compuestos volátiles) o diferenciar formas ácidas y neutras correctamente, debemos evitar someter las muestras a vacío o sellados térmicos.


5: Muestra mal conservada envuelta en un envoltorio reutilizado (contaminación) y con sellado térmico (contaminación, destrucción de muestra, degradación térmica).


Realizar un correcto empaquetado de muestra no es algo complicado o costoso. Los mejores materiales para almacenar una muestra serían los de vidrio, metálicos, siliconas, plásticos como el propileno o policarbonato y bolsas tipo zip. En todo caso hay que asegurarse siempre de que los botes estén correctamente limpios y secos antes de introducir la muestra.


Los recipientes de vidrio son una muy buena opción ya que son totalmente inertes y suelen cerrarse de manera totalmente estanca. Estos recipientes permiten tanto el transporte de líquidos, extractos o vegetales. Se pueden obtener fácilmente e incluso, con un lavado a fondo y bien secos, reutilizar.



6: Ejemplo de recipientes de vidrio aptos para muestras de análisis cannabinoides.


Los botes metálicos son bastante inertes y también son una buena solución para todo tipo de muestras. Con ellos hay que tener especial cuidado en que cierren correctamente y en su limpieza.



7: Bote metálico para muestras.


Los botes de silicona son muy inertes y tienen un peso más reducido que los anteriores. Este tipo de embalaje es útil para muestras solidas o con gran viscosidad, muestras muy líquidas pueden derramarse debido a que el cierre no es tan hermético como los anteriores.



8: Botes para muestras de silicona.


Los sistemas de almacenaje de plástico (de policarbonato o polipropileno) son una buena solución ya que se presentan en muchas formas que se pueden adaptar a nuestras necesidades. Estos materiales son algo menos inerte que los anteriores pero dan buenos resultados y suelen venderse ya limpios e incluso esterilizados.


9. Sistemas de almacenaje de muestras de plástico.


Las bolsas ZIP son el sistema de almacenaje más recomendable para muestras vegetales o sólidas ya que son de un material inerte y tienen un cierre hermético. Por otro lado son de bajo coste (por muy poco dinero se pueden comprar paquetes de cientos de estas bolsas en muchas tiendas) y ocupan poco espacio.



10: Bolsas tipo Zip para almacenaje de muestras de marihuana son también muy utilizadas para enviar muestras para análisis de cáñamo


Con mi experiencia como analista en un laboratorio de análisis de cáñamo puedo decir que la inmensa mayoría de los problemas a lo largo del análisis son debidos a problemas en la toma, almacenaje o transporte de la muestra. Con algo de cuidado y profesionalidad y con unas directrices simples (tomar muestras representativas, mandar muestra suficiente y limpia, empaquetarla usando materiales razonables y siendo cuidadosos a la hora del transporte) podemos obtener resultados mejores, más rápidamente y ahorrar tiempo y dinero.



Alberto Cantalapiedra


194 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo